La sepsis: una enfermedad tiempo-dependiente a la que se puede sobrevivir

  • La sepsis es una crisis de salud global. Afecta a casi 30 millones de personas cada año, de los cuales 9 millones mueren. La sepsis produce una muerte cada 3.5 segundos. La mortalidad varía entre el 15 y más del 50%.
  • Los estudios epidemiológicos más recientes realizado en España muestran una variabilidad importante, que hablan de una incidencia de 212 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 19%.

Descarga la nota de prensa aquí.

Madrid, 12 de septiembre de 2019. El 25 de septiembre de 2015, Guillem, de diecinueve años, ingresó en el hospital a causa de una infección de las amígdalas, tres días después se le diagnostica sepsis.

Guillem es inducido a coma e ingresa de manera inmediata en el Servicio de Medicina Intensiva del hospital. En un trabajo conjunto de los equipos de cirugía torácica, traumatología y otorrinolaringología, liderados por un médico intensivista especialista en sepsis, es intervenido durante siete horas y media, en un intento de limpiar todo el daño que habían generado las bacterias.

Durante los siguientes 52 días, tiempo que Guillem permanece ingresado en la UCI, fue intervenido hasta en ocho ocasiones, en la mayoría de las ocasiones hablamos de una intervención a vida o muerte. “Durante estas intervenciones quirúrgicas, Guillem, perdió cinco músculos importantes y una parte del trapecio, desde el pectoral hasta los músculos de la espalda. Con el trozo de trapecio que quedaba consiguieron salvarle la articulación del brazo derecho que se desmembraría solo. Siguió hospitalizado hasta el 24 de diciembre, ese tiempo sirvió para hacerle implantes de piel para cubrir las heridas y empezar la rehabilitación. Al principio tuvo que aprender a caminar de nuevo. Inmediatamente después estuvo 6 meses volviendo al hospital para hacer la rehabilitación necesaria durante 4 horas diarias cada mañana” declara Àngels García, madre de Guillem Cuartero García, paciente de sepsis.

A día de hoy siguen los controles médicos en traumatología, rehabilitación y en las especialidades de cirugía plástica y sistema linfático. Además, le han realizado una nueva intervención en la que le han puesto grasa en la parte anterior del hombro para facilitar la movilidad. En la actualidad, Guillem está a la espera de nuevas intervenciones para arreglos plásticos, estéticos y de movilidad.

A pesar de las secuelas, movilidad reducida del hombro y pie derecho, problemas linfáticos, y daños físicos en pectoral, hombro y espalda, Guillem ha cumplido este año 23 años, y puede presumir de haber sobrevivido a la sepsis.

Con motivo del Día Mundial de la Sepsis, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), quiere rendir homenaje a los supervivientes de esta enfermedad todavía demasiado desconocida y en la que, no obstante, se debe seguir trabajando para alcanzar mayores resultados de supervivencia.

La sepsis es una crisis de salud global. Afecta a casi 30 millones de personas cada año, de los cuales 9 millones mueren. La sepsis produce una muerte cada 3.5 segundos. La mortalidad varía entre el 15 y más del 50%.

La incidencia y mortalidad en España sigue siendo elevada a pesar de las medidas que se están tomando. Los estudios epidemiológicos más recientes de nuestro país muestran una variabilidad importante. Bouza (BMC Infectious Diseases 2014) reporta una incidencia de 87 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 40%, mientras que datos más recientes (Yebenes; Ann. Intensive Care 2017) hablan de una incidencia de 212 casos por 100.000 habitantes y año, y una mortalidad del 19%.

La sepsis es una enfermedad tiempo-dependiente que requiere una atención inmediata por un equipo multidisciplinar. La medicina intensiva, concretamente el Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y Sepsis de la SEMICYUC, lidera el conocimiento de la sepsis y ha puesto en marcha diversas iniciativas para mejorar su prevención, como los Proyectos Zero, y el tratamiento precoz a través del Código Sepsis que en muchos casos requiere la atención en la Unidades de Cuidados Intensivos”, declara el presidente de la SEMICYUC, el Dr. Ricard Ferrer.

Muchos pacientes que sobreviven sufren las consecuencias de la sepsis por el resto de sus vidas, como es el caso de Guillem, que todavía lucha junto con su familia por tener una vida normal. “El es un chico fuerte emocionalmente y ahora ya esta en el punto en el que quiere pasar pagina de este tema. Mi marido y yo, junto con el resto de la familia, lo pasamos mal porque nadie te prepara emocionalmente para esto, y ahora ya estamos temblando de nuevo porque tiene que volver a quirófano”, relata Àngels, la madre de Guillem.

A raíz de la enfermedad de Guillem nace la fundación que lleva su nombre: “Aturem la sèpsia, Associació Guillem C. G.”. El objetivo de la asociación es, principalmente, difundir qué es la sepsis y cuáles son sus consecuencias, realizar actos de sensibilización y concienciación ciudadana, y recaudar fondos para la investigación y prevención de la misma.

A pesar de que la sepsis es una de las principales causas de muerte, tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en vías de desarrollo, junto con el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, aún es una patología desconocida para el ciudadano llano. La tarea que están haciendo este tipo de asociaciones es de vital importancia para favorecer las mejoras en los tratamientos y la investigación de esta patología. Conseguir la implicación de todos, pacientes, profesionales sanitarios y administración, es fundamental para reducir la mortalidad por sepsis”, concluye el presidente de la SEMICYUC.

2019-09-12T10:12:27+00:00